viernes, 12 de enero de 2018

Omega Race, la batalla vectorial de Midway

Entrénate en la lucha contra alienígenas con Omega Race.

Omega Race es una de las últimas incorporaciones de Arcade Vintage, que se suma a otros grandes clásicos de Bally Midway presentes en la sala como Gorf, Sea WolfGun Fight y Tron.

Sin embargo Omega Race es especial por ser la única recreativa de gráficos vectoriales diseñada por Midway, un campo que era liderado principalmente por Atari. De hecho al principio se consideraba como la respuesta de la compañía a Asteroids, pero Omega Race tiene características propias que lo convierten en un juego único.

La máquina recreativa de Omega Race en todo su esplendor en Arcade Vintage.

La historia nos sitúa en un “futuro” situado en 2003 donde se realizan pruebas de entrenamiento para practicar contra la invasión de ordas alienígenas. El juego cuenta con un panel de control rotatorio que sustituye a los clásicos dos botones para rotar a la izquierda y derecha, presentes en multitud de juegos destacando el mencionado Asteroids. Junto al spinner tenemos dos botones de acción, para disparar láser y para avanzar, aquí no consta ningún tercer botón para hiperespacio o escudos.



Otra diferencia es que el campo de juego es finito, cerrado, si nos vamos a los extremos encontraremos unos muros que nos harán rebotar la nave para volver al campo de juego (cuyo impulso puede aprovecharse en ocasiones para sacar ventaja para liquidar a los enemigos). La acción del juego es frenética con fases y partidas que pueden ser muy rápidas, gracias a complicaciones como minas que van dejando la conocida como “Death Ship” que aparece literalmente para “hacernos la puñeta”.

Panel de control de Omega Race, mando rotatorio y dos botones de acción para avanzar y disparar. (Imagen: Arcade Vintage)

Sin embargo, la ajustada dificultad progresiva hace que jugadores menos experimentados puedan avanzar sin perder la partida en un minuto, y el enganche que produce el llegar y superar niveles más avanzados. Además como era “marca de la casa”, se premiaba con más vidas si se jugaba partidas a dos monedas, 1 moneda otorgaba por defecto 3 vidas y con 2 monedas otorgaban 7. En Arcade Vintage no obstante todas las máquinas están a free-play así que podrás elegir libremente según tu habilidad.

Pantalla de records. El juego guarda en memoria la mejor puntuación por separado a 1 y a 2 créditos. (Imagen: Arcade Vintage)

El juego fue diseñado por Ron Halliburton, uno de los fundadores de Arcade Engineering y que trabajó con Midway en otros proyectos y juegos. Aunque Omega Race sea prácticamente un desconocido por nuestras tierras, sí que tuvo éxito en su país de origen, Estados Unidos. De hecho del arcade surgieron versiones para consolas como Atari 2600 y Colecovision, y para los ordenadores de Commodore VIC-20 y C64. (destacar la versión de VIC-20 que demuestra las joyas que tiene escondidas este ordenador, ensombrecidas por el lanzamiento del posterior C64). Algunas de estas versiones permitían configurar parámetros y modos de juego no presentes en la versión de arcade, para dar mayor variedad, pero ninguna de ellas llega a la espectacularidad de la recreativa original.

Omega Race (Colecovision). Las versiones domésticas perdían la espectacularidad del aspecto vectorial de la recreativa original.

Commodore contó con licencias de Bally Midway para versionar sus juegos, y así junto al lanzamiento del C64 tener una línea inicial de juegos disponibles atractivos para el ordenador. Se lanzaron originalmente en formato cartucho. (Imagen: Retrolaser.es)

La idea de una misión de entrenamiento, aunque con un concepto e implementación completamente diferente, aparecería en el posterior Star Trek de SEGA, que precisamente llevaba el subtítulo Strategic Operations Simulator, juego también vectorial cuyo concepto de juego lo tomaba de la famosa escena de la segunda entrega cinematográfica.

De Omega Race existieron varias versiones de mueble disponibles, incluyendo upright, cocktail o mesa, cabaret (versión reducida) y una versión de cabina con asiento (sit-down).

Distintas versiones de mueble para Omega Race. (Imagen: arcadeflyers.com)

Versión Sit-Down y retrofuturismo de los ochenta: hombres con mostacho y trajes espaciales estilo disco. (Imagen: arcadeflyers.com)
 
La adquirida en Arcade Vintage es la versión upright original americana, que incluye una ilustración de fondo sobre la que se proyecta la imagen del juego, dando un efecto espectacular al juego. Un mueble único de un juego desconocido en nuestro país, y que es la única unidad disponible en España para disfrute de todo el mundo que decida pasarse por el local, y es otro juego que hay que disfrutarlo en su mueble original, ya que al jugarlo en emulador se pierde gran parte de la experiencia y espectacularidad del juego.

Por ultimo aquí podéis disfrutar de un pequeño vídeo realizado para la ocasión:

https://www.facebook.com/arcadevintage/videos/1475357172560673/

Autor

uno-150
David Torres
Retrolaser.es
Socio colaborador en Arcade Vintage y editor de la web Retrolaser.es y del proyecto de documentación de máquinas recreativas españolas en Recreativas.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario