martes, 24 de febrero de 2015

Historia de las Máquinas Arcade (III)

Tras una pausa más larga de lo habitual, retomamos nuestro particular viaje en el tiempo para recordar los orígenes de las máquinas arcade. 

No olvidéis visitar nuestras entradas anteriores (I) y (II), donde describimos desde los orígenes de los primeros videojuegos hasta su inicio como industria por parte de Atari, con Pong.

Repasaremos hoy la evolución técnica de las primeras arcade a lo largo de los años 70, así como los principales hitos que muchas marcaron y que sentaron las bases de los videojuegos a partir de entonces.



Atari lideró durante años el desarrollo y fabricación de máquinas arcade, añadiendo elementos innovadores y buscando formatos nuevos para los videojuegos.

Un buen ejemplo de ello es Gran Trak 10, de 1974, el primer juego de conducción, que incluía volante y palanca de marchas. 


Es notable la calidad del sonido, que era generado enteramente por circuitería analógica dedicada, basada en modulaciones de ondas cuadradas. Un importante paso, comparado con los bips básicos de Pong.


Gran Trak 10 fue también el primer juego que hizo uso de una ROM para almacenar los gráficos del juego. Era una ROM hecha a base de diodos, no integrada.

Fue Tank, un poco después, pero también en 1974 el primer juego que hizo uso de una ROM integrada para los gráficos. La microelectrónica empezaba a hacer su entrada en equipos comerciales cada vez más rápidamente, contribuyendo al abaratamiento de los mismos, entre otras ventajas.


Tank fue desarrollada por Kee Games, que en realidad y secretamente, pertenecía a Atari. Tank ofrecía a dos jugadores enfrentarse entre sí controlando sendos tanques, cada uno de los cuales se manejaba con dos joysticks.

Durante esta época, más y más empresas se fueron incorporando al mundo del desarrollo de máquinas arcade. Casas como Taito, Williams o Midway desarrollan sus primeros videojuegos en 1973. Namco, Sega, Nintendo y Capcom les siguen en la segunda mitad de los años 70.

Algunas de ellas eran empresas tradicionalmente dedicadas a la fabricación de máquinas operadas con monedas (pinballs, juegos arcade electromecánicos, máquinas dispensadoras) o se dedicaban a la importación de las mismas.

Fue de manos de un par de estas empresas, Taito y Midway, que tenían una estrecha relación, que llegó una de las mayores revoluciones técnicas en el mundo de las máquinas arcade: la incorporación del microprocesador en 1975.

Placa Gun Fight de Taito con el 8080 en color blanco.
Tomohiro Nishikado diseño Western Gun para Taito, que operaba en Japón y Europa, y Midway adquirió la licencia para Norteamérica. Midway contrató los servicios de Dave Nutting y su empresa Nutting Associates para rediseñar el juego y decidieron sustituir toda la circuitería de componentes tradicional por un nuevo microprocesador de 8 bits, el 8080, fabricado por Intel. Nutting ya había conseguido sustituir gran parte de la electromecánica de un pinball de Bally con este procesador. El nombre del juego adaptado se modificó a Gun Fight.


El microprocesador permitía simplificar la circuitería y más importante aún reutilizar el mismo diseño hardware de un juego para otros totalmente distintos, con solo modificar el software, con el consiguiente ahorro económico y simplicidad de diseño.

La electrónica integrada seguía avanzando a pasos agigantados y General Instruments produce un chip, el AY-3-8500 que contenía toda la electrónica necesaria para varios juegos del estilo de Pong, lo que hizo que surgieran multitud de consolas caseras con estos juegos.



Atari en un intento de hacer frente a la competencia que tenía por parte de las empresas que habían fabricado sus propios clones de Pong, decide en 1976 crear una versión similar, para un solo jugador, llamada Breakout, uno de los últimos juegos sin microprocesador. Por aquel entonces el número de chips contenidos en una placa era muy elevado, lo que aumentaba su coste. 


Por cada chip eliminado, Atari ahorraba también unos 100.000$ en gastos de reparación y mantenimiento. Atari contrató a Steve Jobs para reducir el número de chips de la placa y por su parte éste ofreció a su amigo Steve Wozniak 350$ por hacer el trabajo, haciéndole creer que era la mitad de lo que Atari pagaría y que ambos recibían partes iguales. Wozniak redujo el número de chips de la placa de unos 100 a 42, lo que equivalía a un bono de 5000$ que Atari pagó a Jobs. Wozniak recibió sus 350$ y siguió pensando durante años que Jobs había cobrado la misma cantidad que él.

Jobs y Wozniak en 1974
Esta serie se centra en la historia de las máquinas arcade la cual no se puede entender sin alguna pincelada a la historia de las consolas caseras. Llevar los juegos de las máquinas arcade a las casas se estaba perfilando como clave para las empresas de video juegos. Atari lanza su propio Home Pong en 1975 y en 1977 la consola Atari 2600. Otras empresas lanzan también sus primeras consolas caseras como Connecticut Leather Company ('Coleco') y Fairchild Camera & Instrument (Channel F).

Dejamos nuestra historia por hoy. Los videojuegos como industria son una realidad establecida. Estamos llegando a finales de los años 70 y los avances en electrónica integrada facilitan el diseño y fabricación de máquinas arcades cada vez más complejas a precios accesibles, y los video juegos comienzan a entrar en las casas con las primeras consolas con juegos intercambiables. Se acercan aún más avances que darán lugar a  la expansión como fenómeno social de las máquinas arcade.

Permaneced atentos a nuestro blog. Nombres como 'Space Invaders',  'Asteroids', 'Galaxian' y 'Pac Man' están a punto de aparecer.

Lo veremos en nuestra próxima entrada dedicada a esta historia de las máquinas arcade.
Mientras tanto... hacednos una visita a nuestro salón de Arcade Vintage y disfrutad!!



2 comentarios:

  1. Genial esta continuación. Solo añadiría que Sega ya empezó en 1973 con algunas maquinas
    http://www.arcade-museum.com/images/107/1077142821.jpg

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, amigo Eduardo. Sega comenzó ya por 1973 a diseñar máquinas arcade, con Pong-Tron (I y II) y el Hockey TV, todos ellos similares en concepto al Pong y desarrollados con componentes discretos.
    Gracias por tu comentario Eduardo!!

    ResponderEliminar